f-blog-fundacion-resumen-anual2017

La Fundación Aqualandia-Mundomar ha finalizado su décimo séptima  temporada de terapia asistida por delfines en el parque de naturaleza, Mundomar. La delfinoterapia comenzó el pasado mes de mayo y finalizó en  octubre de 2017 con una duración de 24 semanas.  El resultado de estos meses de actividad ha sido la atención de 212 pacientes, niños de todo el mundo, con patologías tan diversas como Autismo, Síndrome de Down, espina bífida o parálisis cerebral. Cada uno de los pacientes ha recibido un total de  6 sesiones de carácter individual (de lunes a sábado) las cuales se han desarrollado en el delfinario de Mundomar por los fisioterapeutas expertos en delfinoterapia. A lo largo de todos los lunes de estos meses, se realizaba una evaluación  de las habilidades cognitivas y físicas de los niños para establecer los objetivos de la terapia. Así mismo, se celebraba ese mismo día, una reunión con los padres y familiares  para aportarles información, de primera mano, sobre el desarrollo y actividades de la terapia asistida por delfines.

Los objetivos plateados por esta terapia asistida por delfines en 2017  pasan por mejorar las habilidades cognitivas de los niños, mejorar su concentración y percepción de su entorno así como positivizar las relaciones sociales del niño con su entorno más inmediato. Por ello, las técnicas que se utilizan para alcanzar dichos objetivos tienen en cuenta disciplinas como la logopedia, técnicas de resolución de problemas, buceo así como ejercicios que favorecen la movilidad en el medio acuático el cual contribuye de manera muy positiva a la realización de dichos ejercicios.

Los objetivos de la delfinoterapia ponen de manifiesto, además, la labor lúdica de Mundomar puesto que éste incide de manera muy positiva en los niños que realizan la terapia y también en sus familias. El delfín es un mamífero que genera y desprende empatía. El mero contacto con él mismo potencia las emociones y crea un ambiente afectivo perfecto para el desarrollo del resto de las disciplinas de la terapia. Del mismo modo, existen elementos físicos y  comprobaciones científicas que ponen de manifiesto que el sonido emitido bajo del agua por los delfines incide de manera positiva en el sistema nervioso del paciente. Estas señales, en mayor o menor medida, suponen un avance en el estado general de los niños con patologías crónicas y se consigue el mayor y principal objetiva: mejorar la calidad de vida del paciente. De hecho, en los 17 años que la Fundación Aqualandia-Mundomar lleva desarrollando la delfinoterapia, ha asistido a  más de 4.500 niños con patologías muy diversas de todo el mundo.

Estudios internacionales realizados por prestigiosas universidad avalan la incidencia positiva de la terapia con delfines en niños con patologías como las mencionadas anteriormente. Tal es así, que una de las metas alcanzadas y derivadas de la labor de la Fundación Aqualandia-Mundomar a través de la delfinoterapia reside en mejorar significativamente la concentración, la comunicación, la percepción y el contacto social en niños entre 5 y 15 años.

Los niños que participan en los programas desarrollados reciben relajación física y psíquica al interactuar con los delfines resultando muy positivo para ellos.

La vertiente terapéutica de este programa incide a diferentes niveles, produciéndose variaciones (dependiendo de cada caso en mayor o menor grado) en su comportamiento, actitud y evolución de su patología. La convivencia familiar en muchos casos se ve influenciada positivamente haciéndose más llevadera para los miembros de la unidad familiar alcanzándose el objetivo principal que es una mejora en su calidad de vida.

¿Tienes alguna pregunta?

fundacion-aqualandia@mundomar.es

Llámanos

965 86 01 00